Actidud Libertád financiera

CÓMO HACER LA MEJOR INVERSIÓN DE DINERO DE TODOS LOS TIEMPOS?

Por supuesto, los inversores siempre estamos en busca de nuevas oportunidades para invertir nuestros ahorros en la mejor inversión posible. Lo que muchos pasan por alto: Nosotros mismo y nuestra personalidad son nuestro activo más valioso y vale la pena invertir en él y desarrollarlo aún más.

CÓMO HACER LA MEJOR INVERSIÓN DE DINERO DE TODOS LOS TIEMPOS?

Tal vez ya has estudiado o estás fuera de la edad para estudiar, ¿qué puedes hacer entonces?

No hay problema, hay muchas maneras de aumentar tu valor. Pero primero, como con cualquier inversión, necesitas entender cómo puedes distinguir una buena oportunidad de inversión de una mala. Por supuesto que quieres tanto por el dinero como sea posible.

Para ello hay que ser emprendedor.

En primer lugar, debes tener en cuenta el punto de vista de tu cliente. Esto es (por el momento) segurarmente tu empleador, a quien le vendes tu mano de obra. Porque nada más es ser un empleado. No quiero decir que esto es negativamo, solo que asi es. No estás sentado en tu silla para estar fuera de la calle, sino porque alguien está pagando por ti.

Y como cualquier empresario, es importante saber lo que quieren tus clientes. En el caso ideal, ya sabes lo que tu cliente está buscando, así que tu y todos los demás empleadores ya tienen una idea acerca de ello. Y si no, te sientas prácticamente en la fuente! Averigüe lo que tu cliente quiere. A veces es más fácil de lo que pensabas y con sólo preguntarlo lo conseguirás.

A continuación, debes mirar a tus competidores, es decir, a tus colegas con la misma o similar cualificación. ¿Hay personas con tus habilidades como la arena en el mar o eres indispensable porque puedes hacer algo que nadie más puede hacer?

El principio aquí es simplemente la oferta y la demanda: si tu eres intercambiable, entonces naturalmente no podrás exigir un precio alto.

Tercero, piensa en cómo puedes agregar valor para tu empleador. De esta manera, te aseguras de que tus medidas de formación también sean de interés para tus clientes y sólo entonces estarán dispuestos a pagarte por ellas.

5 EJEMPLOS CONCRETOS DE CÓMO PUEDEs AUMENTAR TU VALOR

1. ¡Aprende otro idioma!

Relativamente complejo, pero con el idioma correcto en el lugar correcto, puedes llegar a ser indispensable. Imaginate que sólo tu eres capaz de negociar con un cliente de la empresa que habla otro idioma o que sólo tu tienes una idea de lo que esto significa en estos documentos.

Si puedes comunicarte con la gente, entonces eres el mediador entre los mundos. Las posibilidades de que esto valga la pena tarde o temprano son muy buenas.

Por cierto, ¿sabías que puedes dominar el 80% de las situaciones con sólo el 20% del vocabulario de un idioma? Esta es la llamada regla de Pareto. ¡Úsala!

Empieza con un curso para principiantes y asciende hasta el nivel A2. Esto se puede hacer con relativa rapidez y también se puede incluir en tu proxima aplicación. Si te apegas a él, alcanzarás el nivel B1 después de cierto tiempo, momento en el que podrás dominar situaciones familiares en la vida cotidiana.

Si los cursos te cuestan 2000€ y sólo ganas 50€ más al mes, tu interes sera el siguiente:

(12*25)/2000 = 0,15 o 15%.

Una buena devolución, ¿no?

2. Haz un curso de formación continua!

Técnicamente, probablemente la mejor inversión. ¿Por qué es eso? Muy sencillo: Una formación continua suele ser muy interesante para tu cliente/empleador, ya que suele estar muy relacionada con tus necesidades. Y es más probable que pague más por ello.

Además, te distingues de tus competidores, porque cada calificación adicional te hace un poco mas especial. Y algo que no está en cada esquina logra precios más altos. Es así de simple.

Por ejemplo, si gastas 2000€ en un curso de perfeccionamiento comercial y puedes negociar 50€ más de sueldo por ello, obtendrás un rendimiento de:

(12*50)/2000 = 0,3 o 30%.

Mejor que dejar el dinero sin intereses en tu cuenta, ¿no?

Podemos ir un paso más allá y quizás convencer a nuestro empleador para que nos pague la calificación. Entonces no importa cuánto más ganes después, ¡tu retorno es infinito!

3. ¡Manténgate en forma y en equilibrio!

Esta inversión no se amortiza directamente en términos monetarios, sino a través de desvíos. Creo que estamos de acuerdo en que una condición física ordenada es un requisito básico para la satisfacción y el equilibrio.

Mi opinión: Cuanto más equilibrado eres, más eficiente eres. Y quién es más eficiente logrará un mejor precio a largo plazo. Esto significa que debes de gastar algo de dinero en deportes o en ocio (dentro de límites razonables, por supuesto) también puede ser una especie de inversión. Sin embargo, esta es una tesis audaz que no se puede descartar por completo.

Así que date el gusto de hacer algo de vez en cuando, si honestamente te ayuda a pasar por la vida más en forma o más relajado.

4. ¡aprenda a promocionarte activamente a tí mismo o a tu trabajo!

Un punto importante, que a menudo se subestima. No sirve de nada ofrecer el mejor producto del mundo si nadie lo conoce y no intentas conseguir un buen precio por él. Por lo tanto, debes comunicar regularmente qué nuevo valor añadido creas para tus clientes y con qué nueva cualificación lo lograste.

Si tienes problemas para hablar, piensa en invertir en un curso de retórica o en un curso de presentación. Definitivamente valdrá la pena, ya sea en negociaciones salariales, reuniones o cualquier otra cosa.

5. ¡Aumente tu experiencia!

Lo que tus clientes siempre recompensarán es la experiencia. Aunque no sea una inversión en el sentido clásico, a veces simplemente se hace una inversión sin saberlo.

Todo el mundo ya se ha atrevido a hacer algo una vez, en forma de tiempo y/o dinero y era independiente de si funcionaba o no.

Por ejemplo, mientras creaba https://www.fueradelarueda.com aprendí mucho sobre la creación de un sitio web, lo que me beneficiará en otros proyectos e ideas.

Invierta o arriesgua algo de vez en cuando para ganar experiencia. Estoy convencido de que tarde o temprano valió la pena.

Quizás la experiencia es incluso la inversión más rentable de todas, pero también la más difícil de cuantificar.

RESUMEN Y CONCLUSIÓN

En esta entrada te he mostrado 5 ejemplos concretos de cómo puedes aumentar el valor de tu trabajo. Esto no sólo es cierto para los trabajadores por cuenta ajena, sino también para los trabajadores por cuenta propia, los trabajadores por cuenta propia o los agricultores.

Con la educación, los beneficios son posibles, lo que ciertamente no encontraré en el mercado de valores a largo plazo. Para mí es lógico diversificar y ver mi educación no sólo como un enriquecimiento personal sino también como una inversión lucrativa.

La palanca más importante, como ya he subrayado en varias ocasiones, es la educación. Aquí cada euro que inviertes se paga varias veces de vuelta.

Si consideras si el gasto vale la pena para una educación, pregúntate simplemente si es de interés para tu cliente/empleador lo que piensas hacer y si puedes pedir algo más de dinero. Por lo general, sólo unos pocos euros más son suficientes para que el dinero invertido en un curso de idiomas o en la formación continua sea la mejor inversión del mundo.

¿Y cuál sería la alternativa? ¿Dejarlo en la cuenta de dinero? Ciertamente no con tasas de interés cuasi-negativas. Así que empieza a invertir en la mejor inversión del mundo hoy mismo: ¡Tú mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *