Hay riesgos en obtener la independencia financiera?

Me considero una persona precavida. Me gusta pensar a largo plazo y me gusta tener un plan B y a veces incluso un plan C por si el plan A no funciona. Así que si quiero escribirles un poco acerca posibles riesgos en obtener la independencia financiera.

Riesgo 1: No es de hoy a mañana

La independencia financiera no se consigue de un día para otro. Lograrlo requiere de una visión a corto-, mediano y largo plazo así como mucha perseverancia de tu parte. Nadie ha dicho que esto fuera fácil ni rápido. No obstante, si realmente crees que es posible y te lo marcas como un objetivo, serás capaz de conseguir el aguante necesario, no lo dudes. Al final, se trata de hacer cosas bastante sencillas (ahorrar, invertir y no endeudarse) que, una vez tomado en cuenta, requerirán poco esfuerzo de tu parte. Espero que mis artículos puedan ser herramientas útiles en tu camino hacia la libertad financiera.

Riesgo 2: Exige ahorrar hoy para el día de mañana

A como he escrito antes, la libertad financiera requiere de no vivir el hoy a plenitud con nuestras posibilidades, sino de ahorrar también para el día de mañana. Ahorrar de esta manera puede parecer imposible para algunas personas y para otras puede parecer que no compensa el esfuerzo.

Sin embargo, para poder llegar a la independencia financiera tendrás que adaptar tu estilo de vida y posiblemente hacer algún tipo de sacrificio: gastar menos para poder ahorrar e invertir más en tu futuro. Lamentablemente no todos pueden o quieren alcanzar una tasa de ahorro del 60% o más para lograr la libertad financiera. Por lo mismo, el plan de la independencia financiera no es para todo el mundo. Pero al igual tampoco todo el mundo va a querer emprender, hacer carrera profesional, terminar un doctorado o participar en un triatlón. Una taza elevada (en comparación a los demás) es una precondición para poder alcanzar la libertad financiera. Y cuanto más alta sea – más rápido lo conseguirás.

Pero puedes preguntarte también ¿cuál objetivo no implica ciertos sacrificios? Si quieres ser deportista profesional tendrás que entrenar duro; si quieres dedicarte plenamente a tu familia tendrás que renunciar a hacer horas extras; si quieres leer más libros tendrás que ver menos televisión, etc.

En mi caso, desde hace un tiempo consigo ahorrar casi el 50% de mi salario. Y aunque no siempre ha sido tan fácil de lograr, para mi suele ser una cuestión de priorizar. Decidir en que quiero gastar mi dinero y en que no. Por lo general, intento de gastar más en experiencias y menos en cosas materiales. Además decidí de optimizar mis gastos, reduciendo algunas partidas que no me aportaban nada.

Riesgo 3: Invertir, siempre incluye riesgos

Al igual que es necesario que ahorres un alto porcentaje de tus ingresos, es imprescindible invertir para poder alcanzar la libertad financiera. Naturalmente, toda inversión tiene un riesgo. Ese riesgo puede ser más o menos elevado siempre dependiendo de las decisiones de inversión que tomes, pero la posibilidad de perder dinero siempre existirá.

Si quieres que tu dinero trabaje para ti, necesitarás invertir y, para eso, tendrás que asumir cierto riesgo. Pero vuelvo a lo que he comentado antes: nada está asegurado; cada día asumes riesgos que probablemente ni percibes.

Sin invertir, la independencia financiera dependería únicamente de tu tasa de ahorro y, en ese caso, ni varias vidas serían suficientes para lograrla. Si quieres que tu dinero genere más dinero, tendrás que invertir y, por tanto, tendrás que arriesgar. Esto no quiere decir y que tengas que asumir cualquier tipo de riesgo.

Riesgo 4: No todo está en tus manos

Conseguir la libertad financiera no está únicamente en tus manos. Hay un sinnúmero de Factores externos los cuales son poco o nada controlables. Piensa en la inflación, la rentabilidad o los gastos inesperados. De la salud o de sucesos familiares ni se habla.

Todos estos factores llegan a la posibilidad, por más pequeña que sea, de que no logras alcanzar la libertad financiera, aunque lo hagas todo bien. Alcanzar la independencia financiera es una gran tarea. En tu camino te puedes topar con muchos obstáculos. Algunos podrían incluso poner en riesgo tu objetivo. Pero hablando enserio: Hay algo seguro en esta vida?

Cuando enfrentas dificultades en tu camino a la libertad eso significa que te estas moviendo. Significa también que tendras que adaptarte y encontrar maneras de minimizar el impacto de esos obstáculos en la consecución de tu objetivo. No obstante, no olvides que a pesar de los factores externos, una gran parte de tu éxito si sigue estando en tus manos.

Durante el camino, probablemente habrías aprendido a optimizar tus finanzas personales, a evitar los impulsos consumistas y a invertir de forma inteligente, por no mencionar que habrías ahorrado una importante suma de capital.

Riesgo 5: La libertad económica es un camino diferente al de muchas personas demás

Conoces la historia del pez que nada contra la corriente? No?

La conocerás una vez que te hayas decidido a liberar económicamente.

Las personas que van en búsqueda de la independencia financiera son, hoy en día, una especie rara. Personas que no siguen la corriente del consumismo. Personas que no se conforman con lo que les enseñaron desde pequeño. Personas que piensan diferente y deciden tomar su propio camino.

Esta forma de entender lo económico, el ahorro y el trabajo puede ocasionar en diferencias con tu pareja o incluso con tu familia y tus amistades. Es difícil al principio entender que tú has salido de la rueda o estás buscando caminos que terminan siendo libre de ella. O piensa como reaccionaria tu jefe si se enterraría de que tú estás pensando en cómo jubilarte joven y rico. Crees que le agradecería? 🙂

Asi que te quiero aconsejar – que es factible que una vez que haces publico tu intención de alcanzar la independencia financiera – haya gente que te critique y que te quiera convencer de quedar dentro de la rueda. Yo por mi caso he aprendido de diferenciar. Los que me apoyan son los que realmente cuentan – y los que prefieren criticar (muchas veces porque ellos mismos no tienen el valor de dar un paso asi) que se queden corriendo sus vidas enteras.

No obstante, y como aun dependo de mi trabajo para vivir, por ahora he decidido mantener este objetivo en secreto en ese círculo (razón por la cual este blog aun esta anónimo).

Entonces qué crees? Vale la pena independizarse económicamente?

A mi si me consta que sí. Asumo los riesgos elaborados arriba porque creo que la libertad financiera me puede llenar en muchos otros sentidos. La simple idea de trabajar toda mi vida en lo mismo, depender del bienestar con mis jefes, y estar detrás del más actual producto de consumo me aterroriza. Me gusta mi trabajo – pero no quiero estar amarrado a él durante la mayor parte de mi vida.

Espero que con esta entrada te haya dado un poco más detalles sobre los riesgos que uno puede correr al intentar de alcanzar la libertad económica.

Como ves tú los riesgos de la libertad financiera? Hace falta alguno? Estoy esperando tus comentarios.

Mientras tanto – un fuerte saludo.

Deja un comentario