Breve contemplación sobre el dinero…

Deseado p

or muchos – odiado por otros, el dinero es la forma de hacer negocios e intercambiar bienes entre el uno y el otro. Pero hay unos pensamientos que muchas personas tienen acerca del dinero, por lo que se les dificulta vivir libre y en abundancia.

5 pensamientos que dificultan la relación con el dinero:

  1. El dinero corrompe
  2. El dinero es limitado
  3. El dinero cuesta ganarlo
  4. El dinero da seguridad
  5. Dinero es lo único que importa

Estas creencias limitan nuestra libertad y hacen que estemos controlados por una conciencia de escasez. A continuación analizamos porque no nos ayudan y cómo podemos transformarlos en pensamientos positivos. Que al final el pensamiento es el primer paso para que nuestra realidad cambie.

1.) El dinero corrompe

Empecemos con el primer pensamiento destructor. Este pensamiento está basado en la creencia de que ser rico es injusto mientras hay tanta pobreza en el mundo. Esta creencia está vinculada con un sentimiento de culpabilidad que no nos permite que seamos ricos y que vivamos una vida próspera. En vez de ayudarnos, éste pensamiento hace que no alcancemos  un estado de abundancia, nos lleva a la tristeza y desesperación.

Pero se puede ver también desde un ángulo muy diferente, si pensamos que “entre más rico soy, más generoso puedo estar con mi alrededor” la visión del dinero puede cambiar bastante. También pensando en personas adineradas que  muestran su humanidad haciendo bien a personas que no tienen tantos recursos. Al final, es recomendable que pensemos que el dinero en si es inocente y neutral, y que puede ser una herramienta poderosa con la cual podemos hacer un cambio en nuestro entorno.

2.) El Dinero es limitado

Al igual que el anterior, el pensamiento de que el dinero es limitado es un pensamiento que nos obstruye una vida en prosperidad económica. Originado por el miedo de que se nos pueda acabar y muchas veces influido por nuestros ascendientes que vivieron tiempos de guerra, escasez de comida, etc – es otro pensamiento que nos lleva a una conciencia de escasez.

Para transformar este pensamiento destructivo en una fuerza que realmente puede cambiar nuestra vida, hay que considerar lo siguiente: Si tan solo nos imagináramos cuánto dinero hay en este mundo – el número es tan grande que ni tú ni yo podemos imaginarlo. La página “moneyproject” (Link) intentó realizar una visualización de cuánto dinero hay en circulación.

Para hacerlo simple – hay dinero más que suficiente para todos. Y si logramos de ver el dinero como un bien que siempre circula, podemos confiar también en que va y vuelve constantemente a nosotros. Una afirmación muy poderosa en este contexto es que “todo el dinero que doy vuelve a mi multiplicado”.

3.) El dinero cuesta ganarlo

Este pensamiento lo compartimos casi todos. Quien no piensa que hay que luchar y sacrificarse mucho para ganar el dinero que uno necesita!? Pensamientos como: porqué faltando todavía tantos días para fin de mes está mi cuenta bancaria ya en cero…. – son pensamientos que acompañan a muchos de nosotros, con dos consecuencias que se vuelven en una profecía auto cumplida: – que sí cuesta sudor ganarlo, y que se nos hace difícil o imposible de ahorrar dinero.

Pero también podemos cambiar este pensamiento y convertirlo en un pensamiento positivo, que nos levanta y nos ayuda a vivir la vida que queremos. Lo principal es que trabajemos en los que nos gusta, de esa manera no veremos nuestro trabajo como tal, sino, como el tiempo que invertimos a gusto para vivir. Si nos gusta dar clases – seamos profesores, si nos gusta pintar – seamos pintores y si nos gusta conducir –  seamos conductores, ejerzamos la profesión que nos haga felices sin importar los prejuicios y opiniones de los demás. Hay un dicho dice: “Si se trabaja en lo que realmente le gusta a uno – no trabajas ni un solo día”. Cuando se trabaja en lo que (en mayoría) nos gusta – lo hacemos bien. Y si hacemos algo bien, va a ser preciado/remunerado por los demás y por consiguiente obtendremos nuestro ingreso por ello. Afirmaciones que nos pueden ayudar son: Soy rico porque tengo un trabajo que me gusta y gano mi dinero con lo que me gusta hacer. Cuanto más confío en que todo saldrá bien más próspero soy.

4.)  El dinero da seguridad

Creer que el dinero da seguridad es pensar a corto plazo. El dinero nos puede dar tiempo para hacer cosas que nos gusten, y nos puede dar un radio más grande de movimiento. Pero la vida en si es dinámica y el dinero también está sujeto a esta ley natural. Este pensamiento muchas veces es causado por sentimientos de abandono que uno experimentó durante su infancia. Y las consecuencias pueden ser que uno quiera más al dinero que a sus amigos o incluso a su propia familia.

Veamos el dinero tal y como es. Es un recurso que nos permite vivir una vida en libertad. Pero por la seguridad tenemos que preocuparnos nosotros mismos. Debemos de cambiar nuestros pensamientos y afirmar que estoy seguro y a salvo. Debemos creer en Dios y estar seguro de que él nos apoya y protege, pase lo que pase. Y debemos de vivir más que todo el momento – porque al final y al cabo – es lo único que realmente tenemos.

5.) Dinero es lo único que importa

Vinculado con lo mencionado anteriormente, el quinto pensamiento destructivo que muchos tenemos sobre dinero es que es tan sumamente importante de que dejamos muchas otras cosas fuera de la vista. Este pensamiento tiene sus raíces en la propaganda del mundo consumista. Si vemos la publicidad en la televisión creemos que al comprar tal producto compramos felicidad, salud, amistades y bienestar. Esto nos lleva al riesgo de convertirnos en un robot consumidor que siempre está buscando su próxima compra. Muchas veces lleva a las personas a un círculo vicioso que hace que gasten más de lo que ingresa, lo que tarde o temprano inevitablemente lleva a una vida en deudas y preocupaciones.

Aunque tal vez cueste un poco más – al igual que los otros pensamientos, también se puede transformar esta creencia en un pensamiento que nos permite vivir una vida estable y próspera. Tenemos que empezar a reconocer que el dinero es una herramienta que nos permite llevar a cabo acciones buenas tanto para nosotros mismos, como también para nuestros seres queridos, y que nos da cierta libertad. Si,  podemos comprarnos productos también – pero la felicidad y tranquilidad de cada uno están fuertemente vinculadas con salir de la rueda ilusa del mundo consumista.

Ahora hemos reflexionado un poco sobre pensamientos que pueden obstruirte también a ti el camino a la prosperidad que te mereces. Tomate un momento y piensa cuales de estas creencias sobre dinero rondan por tu mente. Elige uno o dos pensamientos que quieres cambiar y haz lo siguiente:

3 Pasos para convertir tus pensamientos negativos acerca el dinero en pensamientos positivos

Paso #1: Identifica uno o dos pensamientos negativos que quieres sustituir por pensamientos positivos. Escribe sobre un papel la afirmación positiva acerca este pensamiento 20 veces consecutivas durante una semana.

Paso #2: Si te encuentras pensando el pensamiento negativo otra vez, de forma inmediata saca el papel o la libreta y vuelve a escribir la afirmación positiva 20 veces consecutivas. Si quieres un mayor efecto de la afirmación, escribe tus afirmaciones durante 20 días y verás el gran efecto que tiene en tu vida.

Paso #3: Trata de ser lo más consciente posible y presta atención a tus pensamientos. Si nuevamente vuelve lo negativo repite la práctica de escribir.

Dos pequeños consejos: Al principio quizás tendrás que utilizar el papel y el lápiz más a menudo. Pero si eres constante con esta pequeña práctica, en un futuro muy cercano ya no necesitarás del papel ni del lápiz porque podrás controlar tus pensamientos y serás dueño de tus pensamientos. Recuerda tomar acción cada vez que los pensamientos negativos te invadan. Puedes hacerlo!

El poder de la mente se basa en la atención, la repetición y la concentración. Por eso hay que escribir muchas y muchas veces el mismo pensamiento positivo hasta lograr que arraigue en la Conciencia.

Deja un comentario